Calculo-de-la-Carta-Astral.pdf

July 11, 2018 | Author: Salomon Miranda | Category: Saturn, Zodiac, Hour, Neptune, Pluto
Share Embed Donate


Short Description

Download Calculo-de-la-Carta-Astral.pdf...

Description

Subido por Eyeazoth Cálculo de Carta Natal Para iniciar el cálculo de una carta natal, se necesitan cuatro herramientas: Efemérides. Es un libro donde consta la ubicación de los planetas, día por día, para las 12 horas o para las 0 horas en Greenwich. Las más comunes en el mercado editorial son las llamadas de Michelsen, Rosacruces, Deutsche, sin olvidar que existen páginas en Internet que ofrecen dicha información.(al finalizar la lección 37 encontrará direcciones de Internet que ofrecen este servicio y algunos otros para el cálculo de la carta natal).Si bien es habitual utilizar las calculadas para medianoche, también existen las calculadas para mediodía. Aunque habitualmente este dato se especifica en la tapa en un lugar visible, ¿cómo distinguir unas de otras? En la columna inmediatamente al lado de los días, figura otra columna para la hora sideral (Sideral time / ST). Para la fecha del 21 de marzo, la hora sideral correspondiente es de 12 horas aproximadamente, cuando la efemérides es de medianoche y de 0 horas cuando es de mediodía. Es posible encontrar ciertas diferencias pequeñas entre una efemérides y otra (nunca de más que algún segundo) dependiendo de la ecuación implementada para su cálculo. Tablas de casas. De allí se extraen las posiciones del Ascendente, Medio Cielo y demás casas. Cuando calculamos un tema de alguien nacido en el hemisferio norte, debemos poseer tablas para dicho hemisferio o de hemisferio sur para un nacimiento austral. Aprenderemos un pequeño cálculo que permite utilizar una sola tabla (sur o norte) para localidades que se encuentren en uno u otro hemisferio. Si bien existen diferentes sistemas de casas, es habitual utilizar Placidus o Topocéntricas. Hojas de horóscopo o diagrama zodiacal. Es un esquema que nos permitirá dibujar la posición de las luminarias, los planetas, las casas y los aspectos - líneas que conectan los planetas entre sí y que aprenderemos después del cálculo de la carta - . Se venden en las librerías especializadas aunque no deja de ser atractivo confeccionar un diagrama personal, ajustado al gusto de quien va a usarlo. Una calculadora común que realice las cuatro operaciones matemáticas: sumar, restar, multiplicar y dividir. Una vez que tenemos las herramientas necesarias con nosotros, veremos si poseemos los datos indispensables. Estos son: - Fecha de nacimiento. - Hora. En algunos países, Argentina entre ellos, se inscribe en la partida de nacimiento. - Lugar. Implica conocer latitud y longitud de la localidad. En clases próximas aparecerá un listado de coordenadas de varias ciudades, así como el cambio de hora para Argentina y datos de páginas web donde pueden consultarse esta información indispensable para calcular una carta natal. Primero haré una explicación de entre casa en relación al cálculo, luego iremos paso a paso describiendo la mecánica, que por último se aplicará a varios ejemplos. En primer lugar debemos transformar la hora de nacimiento en hora de Greenwich, ya que las efemérides están calculadas para la medianoche o el mediodía en el meridiano de 0º. De manera, entonces, que mientras un señor miraba su reloj en el lugar del nacimiento y decía es tal hora, debemos saber qué hora marcaban los relojes británicos. A esta hora de Greenwich le sumaremos la hora sideral del día correspondiente, dato que buscaremos en las efemérides. Y si bien parece una operación posible porque estamos sumando tiempo con tiempo, son tiempos de diferentes calidades (las peras y las uvas son frutas pero de características distintas); por lo tanto esas horas transcurridas en Tiempo medio deben ser transformadas en Tiempo sidéreo y después sí efectuar la suma. Recuerden que todos los datos de las efemérides, sean las posiciones planetarias o la hora sideral, están pensados para el mediodía o medianoche en Greenwich. Si la diferencia entre un día solar medio (tiempo del reloj) y un día sideral es de 3 minutos 56 segundos aproximadamente, es necesario aplicar una corrección a la hora de Greenwich. Por ejemplo: una efemérides de medianoche indica que para la fecha 20 de enero del 2000, el tiempo sideral acumulado es 7 horas 54 minutos 46 segundos, pero si el acontecimiento ocurrió a las 22 horas 30 minutos de hora Greenwich, hay una pequeña acumulación de

Subido por Eyeazoth tiempo sidéreo correspondientes a las 22:30 horas. Existe una planilla en la Tabla de casas que realiza la operación de convertir el tiempo medio en sidéreo. Luego sí podemos sumar, logrando la hora sideral del nacimiento pero en Greenwich, ahora debemos convertirla en hora sideral de nacimiento en el lugar del hecho. Para ello convertiremos la longitud en tiempo (Tabla de conversión de arco en tiempo. Tabla de casas) y la sumaremos o restaremos según se esté al este o al oeste del meridiano de 0º. Con esta hora sideral, se consulta la Tabla de casas correspondiente a la latitud de nacimiento y de allí surgen las casas. Para ajustar los planetas, es necesario efectuar una vulgar regla de tres simple. Primero se averigua cuánto avanzó el planeta en un día; así si en 24 horas avanzó x, en las 22:30 horas del ejemplo, avanzó lo proporcional. Aquí va, entonces, la explicación, paso a paso. Conociendo la hora oficial de nacimiento, se transforma en hora de Greenwich, sumando las horas de diferencia si la localidad se encuentra al oeste de Greenwich y restando si se encuentra al este. Consultar tablas de cambios de hora para chequear el tiempo que es necesario agregar o sustraer. Así se obtiene la GMT (tiempo medio Greenwich) o TU (tiempo universal). Una vez obtenida la TU o GMT, se va a las efemérides y se anota la ST (sideral time, hora sideral), correspondiente al mediodía o medianoche inmediatamente anterior a dicha GMT o TU. Se busca en la Tabla de Casas la planilla de corrección de Tiempo medio en Tiempo sidéreo que se aplica a la hora de nacimiento en Greenwich (paso 1). Se suman los puntos 1, 2, 3 y así se halla la hora sideral del nacimiento en Greenwich, ahora se debe obtener la hora sideral del lugar del acontecimiento. Para ello se transforma la longitud del lugar en tiempo., mediante la tabla de Conversión de arco a tiempo (Tabla de Casas). Si la localidad se ubica al oeste de Greenwich, la longitud se resta, si se halla al este, se suma. Con la hora sideral encontrada en el punto 4, se busca en la Tabla de Casas correspondiente a la latitud del nacimiento dicha hora sideral (HS). En esa línea horizontal, obtendrá los valores correspodientes a las casas. Los planetas se ajustan para la hora del acontecimiento en Greenwich de la siguiente manera: Avance diario del planeta, multiplicado por la GMT y dividido por 24 horas. Si no lo perdí por el camino, estimado lector, comenzaremos a calcular las casas. Para ello seguiremos un ejemplo, que luego continuaremos con otros, intentando resolver las diferentes situaciones que pueden presentarse. Siguiendo la guía anterior, nos abocaremos a los 5 primeros pasos.

Ejemplo: Fecha:  30 de mayo de 1952 Hora: 03 hs. 20 m. Lugar: Buenos Aires (Latitud 34º 36' S - Longitud 58º 26' W) Hora de nacimiento

03 hs. 20 m. + 03 hs. 00 m.

(de diferencia)

06 hs. 30 m. ST del 30/05/52 :(efemérides medianoche)

+

Corrección TM en TS Hora sideral del nacimiento en Gr. Longitud Bs. As. en tiempo Hora sideral del nacimient o en Bs. As.

16 hs. 29 m. 46 s. 00 hs. 01 m. 04 s. 22 hs. 60 m. 50 s.

-

03 hs. 53 m. 44 s. 19 hs. 07 m. 06 s.

La Tabla de casas correspondiente a la latitud de Buenos Aires, para las 19 horas 08 minutos indica la siguiente posición de casas: MC o X

15º 40'

Subido por Eyeazoth XI XII ASC o I II III

18º 18º 14º 12º 13º

11' 12' 14' 07' 00'

Y con estas seis casas, confeccionamos las doce, en tanto que son simétricas y prolongando la línea hasta el signo opuesto, aparecen las que faltan. Para hacerlo más claro: MC o X XI

15º 40' 18º 11'

FC o IV V

15º 40' 18º 11'

XII

18º 12

VI

18º 12´

ASC o I II III

14º 14' 12º 07' 13º 00'

DESC o VII VIII IX

14º 14' 12º 07' 13º 00'

'

LOS PLANETAS: Si levantamos la vista hacia el cielo, en una noche despejada, veremos una innumerable cantidad de estrellas. A estas estrellas se las denominó en la antigüedad, fijas, para distinguirlas de los planetas, cuerpos similares a ellas, pero que se desplazaban en un plano - de allí deriva su nombre - a través de la franja zodiacal. Los planetas, junto con las luminarias (Sol y Luna) son objetos principales del estudio astrológico. En cuanto a las estrellas fijas, tienen una importancia mucho menor, y sólo se utilizan para casos muy específicos. El Sol, es en sí una estrella, sólo que mucho más cercana que las otras, a cuyo alrededor giran los planetas en sus órbitas, entre ellos, el nuestro. De los satélites que orbitan alrededor de los planetas, únicamente se le otorga importancia astrológica al satélite de la Tierra, la Luna. En síntesis, mirado desde la Tierra, que es el punto de vista del observador, el sistema solar se conforma por: Sol - Luna - Mercurio - Venus - Marte - Júpiter - Saturno - Urano - Neptuno - Plutón. El universo conocido por nuestros antepasados concluía en Saturno, el planeta más alejado del sistema. En el siglo XVIII se descubrió Urano, en el XIX Neptuno y en el XX Plutón. Cada planeta semeja un actor cuya misión es representar un personaje de cierto temperamento, de cierto porte y con un libreto que se irá matizando de acuerdo al signo del zodíaco en el cual se ubique y las relaciones que establezca con los demás planetas - actores. En un más que apretado resumen, podemos definirlos de la siguiente manera:

Sol

Voluntad, conciencia, proyecto personal.

Luna

Emocionalidad, nutrición, protección.

Mercurio

Racionalidad, comunicación por medio de la palabra.

Venus

Afectividad, vínculos, búsqueda de lo semejante.

Marte

Auto abastecimiento, independenci a, competividad.

Júpiter

Indulgencia, comprensión, optimismo, confianza.

Saturno

Responsabilidad, criterio de realidad.

Urano

Rebeldía, cuestionamiento, búsqueda de la verdad.

Subido por Eyeazoth

Neptuno

Ensoñación, fantasía, creatividad.

Plutón

Transformación, procesos profundos, crisis.

LOS SIGNOS: Varios párrafos más arriba mencionamos que los planetas se desplazan por la franja zodiacal. ¿Qué es el zodíaco? Un cinturón de 16º aproximadamente de ancho por el cual avanzan los planetas. En mitad de la franja, dejando 8º a cada lado, se despliega la Eclíptica o recorrido aparente del Sol (visto desde la Tierra). El zodíaco es pues un círculo cuyos 360º se dividen en 12 sectores de 30º cada uno, denominados signos. Cuando la Eclíptica corta el Ecuador en dirección norte (y esto sucede todos los años alrededor del 21 de marzo), iniciando la primavera en el hemisferio norte, el Sol ingresa al signo de Aries. El paso del Sol por cada signo dura aproximadamente treinta días, ingresando al siguiente entre el día 21 y el 24 de cada mes y así a lo largo del año lo vemos desplazarse a través de los 12 sectores:

Aries

el Desde 21/03 hasta 20/04 Carnero

Tauro

el Toro

Géminis

los Desde 22/05 hasta 21/06 Gemelos

Cáncer

el Desde 22/06 hasta 22/07 Cangrejo

Leo

el León

Virgo

la Desde 24/08 hasta 23/09 Doncella

Libra

la Balanza

Escorpio

el Desde 24/10 hasta 22/11 Escorpión

Sagitario

el Desde 23/11 hasta 21/12 Centauro

Desde 21/04 hasta 21/05

Desde 23/07 hasta 23/08

Desde 24/09 hasta 23/10

Capricornio la Cabra Desde 22/12 hasta 20/01 Acuario

el Desde 21/01 hasta 20/02 Aguador

Piscis

los Peces Desde 21/02 hasta 20/03

Les propongo un ejercicio de "antropología ficción": imaginemos el origen del género humano: Yo soy, dice Aries. Para conservar el ser, necesito abrigo, alimento y guarecerme, dice Tauro. Entre las cosas indispensables, algunas tengo de más y otras me faltan, por lo tanto implemento el lenguaje para salir a intercambiar, dice Géminis. Y en este punto, aquel hombrecito solitario pudo cubrir lo básico para su sobre vivencia. Pero son largas y frías las noches de invierno, juntémonos, dice Cáncer. Y ahora que tenemos un clan y un campamento, salgamos a buscar caza y desafíos, dice Leo. En este estadio de cazador, nace el arte como principio de la magia simpática - lo similar atrae a lo similar - por lo tanto si puedo dibujar un búfalo, soy capaz de atraerlo. Es cansador migrar en busca del alimento, intentemos extraer de la tierra sus frutos, propone Virgo. Para ello observemos qué plantas son buenas y sabrosas, cuándo se siembran, cuándo se cosecha y nace así la agricultura.

Subido por Eyeazoth Y llegados a la mitad del zodíaco, los hombres han encontrado una forma de subsistencia material y una dinámica de vida dentro de su clan. Pero los recursos humanos se agotan si no se intercambian. En la segunda mitad del zodíaco comienza la exogamia y con ello la cultura. Levy Strauss sostiene que las mujeres fueron la primera moneda de cambio. ¿A cuánto equivale una doncella joven en edad de procrear?, dice la balanza de Libra. Y de esta forma se inician los primeros pactos entre clanes. Pasada la alegría de la fiesta matrimonial, empiezan los conflictos. Cada mujer traía los dioses, las costumbres, las creencias del clan de origen ¿Cuánto debemos dejarnos modificar, no estaremos perdiendo lo nuestro?, dice Escorpio. Para que el mundo no sea una continua guerra de todos contra todos, vamos a insituir algunos valores, dice Sagitario. Y para que esos valores (no matarnos, no robarnos las mujeres, etc.) tengan peso y sean respetados por todos, se decide que sean los dioses quienes los establezcan. Pero como siempre alguno transgrede instituyamos castigos, leyes, permisos y obligaciones sociales, dice Capricornio. Aquí se conforma el rudimento del estado en tanto se estructura una realidad social. Y ya que conformamos una realidad, ¿No podríamos cambiarla para perfeccionarla?, dice Acuario. Toda organización social fallará, antes o después, si el ser humano no comprende a su prójimo, dice Piscis. La carta natal se configura con los 12 signos, la mayor presencia de planetas en unos u otros, hará resaltar las características propias del sector. Cuando alguien dice soy de Escorpio o de Acuario, lo único que enuncia es que el Sol se encontraba presente en el sector del cielo identificado con dichos signos, recién al confeccionar el mapa, se verá un panorama del sujeto. De aquí surgen las diferencias entre dos nativos de Escorpio que pueden haber nacido el mismo día en diferentes años, pero su pensamiento (Mercurio), o sus sentimientos (Luna), o sus vínculos (Venus) y todos los planetas restantes al ubicarse en signos diferentes, constituyen subjetividades diferenciadas.

LAS CASAS: Además del zodíaco, de acuerdo a la hora y lugar de nacimiento, surgen otras 12 divisiones de extensión irregular - salvo en el Ecuador - que desde el Ascendente o casa I van planteando distintas circunstancias de vida. Ahora hagamos un apretado resumen del significado de cada una: Determina la percepción que el individuo tiene de sí mismo. Predisposiciones

Casa I físicas y psíquicas. Casa II Los recursos propio y los valores personales. El dinero. Casa Los viajes, los estudios, la comunicación, los hermanos y las relaciones con el entorno inmediato. III Casa IV La familia, los prime ros años de vida, la vi vienda, la vida p rivada. Las creaciones artísticas, la maternidad / paternidad, la docencia, la

Casa V realización personal. Casa VI El trabajo. La salud. L as tareas cotidiana s Casa El otro, la pareja, socios, contratos, alianzas. VII Casa Los recursos compartidos, la sexualidad, las crisis y las transformaciones. VIII Casa IX La búsqueda religiosa o filosófi ca. Los estudios superiores. Los valores éti cos. Casa X El reconocimiento social, la profesión. Los logros. La vida pública. Casa XI Casa XII

Proyectos de futuro, anhelos. Grupos con quienes se comparte una cierta visión de la vida. Temores, mundo interno, situaciones de aislamiento voluntarias o no (retiro espiritual, internaciones, etc.)

Un ejemplo ayudará a entender un poco mejor esta primera aproximación a los factores que conforman una carta natal. Imaginemos dos personas nacidas el día en que Mercurio se ubica en el signo de Virgo. Serán individuos críticos, discriminativos, observadores, de mente clara, precisa y práctica. Ahora bien, han nacido en horas diferentes, por lo tanto la carta del señor 1 mostrará a Mercurio en Virgo en la casa X (el reconocimiento social) y la del señor 2 en la casa IV (la familia, los primeros años de vida). Mientras el primero puede disfrutar del prestigio logrado por ser un economista sobresaliente, el segundo careció de espacio de niño, exigido a ser siempre un pequeño pulcro y eficiente, valorado sólo por su

Subido por Eyeazoth intelecto, sin lugar para la falla y el error. La misma tendencia, entonces, será vivida de maneras distintas de acuerdo a la casa, a la circunstancia en que se la vivencie.

LOS ASPECTOS: De acuerdo a la cantidad de grados que separan entre sí a los planetas, estos pueden vincularse a través de aspectos que se grafican como líneas que atraviesan la carta. Al igual que entre los seres humanos, existen algunas relaciones de cooperación y otras de conflicto. A las primeras se las denomina aspectos armónicos y a las segundas inarmónicos o friccionales.

¿POR QUE LA ASTROLOGÍA? Porque ha demostrado ser un eficiente sistema de pensamiento que ayudó al hombre, a través de milenios, a comprender el mundo, diría el antropólogo belga, Claude Levy-Strauss. Hagamos un poco de historia...Hace más de 5000 años, los caldeos formularon las primeras teorías sobre la relación entre posiciones planetarias y realidades humanas. Pero aunque el "invento" prosperó, no todas fueron rosas en el jardín astrológico. Ya en el 220 AC, el griego Carnéades efectuaba críticas "racionalistas" hacia lo que consideraba una creencia supersticiosa. Cuando el profesor G. S. Hawkins, de la Universidad de Boston denomina "gigantesca computadora" al observatorio de Stonehenge (sur de Inglaterra), también dice que la astrología fue la primera religión y la primera ciencia. Grande es su admiración frente a estos monumentos que permitían hace 3800 años observar con gran exactitud las posiciones diarias del Sol y la Luna. Para los griegos, es sin duda una ciencia, y hacen de ella un complejo edificio teórico, que aunque con algunos deterioros de revoque, aún hoy conserva su sólida estructura. En Roma se convierte en una herramienta política. Si bien todos los emperadores tuvieron su astrólogo, Tiberio usaba al suyo, de nombre Trasilo, para detectar en los horóscopos de los ambiciosos que pululaban por la corte, a aquellos que las estrellas parecían favorecer en la sucesión al trono. Sin mucho trámite los mandaba a ejecutar; Tiberio, como algunos DT de fútbol, tenía claro que lo importante es ganar, no competir. La astrología se recrea en el Renacimiento con los nuevos conocimientos científicos. Se abocan a su estudio, sabios de la estatura de J. Kepler, N. Copérnico, G. Cardano, Paracelso. Cuenta la tradición que Halley (el del cometa), dijo en un tono bastante despectivo a Isaac Newton cómo un gran hombre de ciencia podía creer en la superstición de los astros, a lo cual respondió el aludido: "Yo he estudiado esta cuestión, Mr. Halley, y usted no". Dejemos atrás la historia lejana, para adentrarnos en nuestra época. Existe un resurgimiento del interés astrológico entre ambas guerras mundiales, en especial en Estados Unidos e Inglaterra, para luego expandirse a otros países. Las décadas del 20 y del 30, marcan hitos en la investigación de las influencias cósmicas sobre el hombre, sea en el plano de la salud, de la conformación física, de los movimientos sociales. Faure y Sardou en Francia, Tchijevsky en la Unión Soviética, Takata en Japón, son apenas algunos de los muchos estudiosos abocados al desafío de separar la creencia irracional del saber genuino. Ellos serán los encargados de comprender los ciclos planetarios que posibiliten predecir (como lo efectúa la meteorología, la economía, la sociología, es decir, la ciencia) y no adivinar (tema que hace a la fe, la videncia y otras vertientes del campo del ocultismo). Durante la 2ª Guerra, el staff nazi contaba con los consejos del astrólogo suizo Karl E. Krafft, quien terminó sus días en un campo de concentración, por sostener que el avance sobre la URSS no iba a ser exitoso. Louis de Wohl, en Londres, se ofrece al Foreing Oficce, para predecir los períodos de ataque del ejército alemán. Se cree que estudió la fecha cósmicamente adecuada para el desembarco en Normandía.

Subido por Eyeazoth También se habla de fechas elegidas astrológicamente para la fundación de la V República Francesa (de hecho, A. Barbault fue durante años el astrólogo del General De Gaulle) y del Estado de Israel. En 1961, el Departamento Policial de Filadelfia, da a conocer un documento que causa bastante revuelo: "Efectos de la luna llena en las conductas humanas", allí las estadísticas muestran el notable acrecentamiento de hechos violentos cuando nuestro satélite se encuentra en dicha fase. Ya que estamos en el campo de las estadísticas, resulta interesante comentar el trabajo publicado por M. Gauquelin (un acérrimo enemigo de la astrología, que lleva a cabo una investigación para desenmascararla definitivamente, y termina dándole un espaldarazo impensado). Sobre 25.000 fechas de nacimiento de profesionales de áreas distintas (médicos, escritores, científicos, artistas), descubre que las tradicionales afirmaciones sobre la relación que existe entre ciertas posiciones planetarias y determinadas aptitudes profesionales, superaba ampliamente la media esperada de acuerdo al cálculo de probabilidades. Estos fueron sus resultados: Las profesiones que arrojan frecuencia inusitada (en más o en menos) en el número de nacimientos después de la subida o culminación de los planetas

Planeta

Profesión

(1)

(2)

(3)

(4)

Marte

Científicos y Médicos

3.305

666

566

+100

1 en 5.000.000

Atletas

1.485

327

253

+ 74

1 en 5.000.000

Militares

3.142

634

536

+ 98

1 en 1.000.000

Pintores

1.345

188

229

- 41

1 en 300

Músicos

703

94

120

- 26

1 en 100

Escritores

826

117

142

- 25

1 en 40

Militares

3.142

644

526

+ 98

1 en 5.000.000

Políticos

993

208

164

+ 44

1 en 5.000

1.270

252

211

+ 41

1 en 500

824

168

137

+ 31

1 en 200

Científicos y Médicos

3.305

497

546

- 49

1 en 50

Científicos y Médicos

3.305

632

540

+ 92

1 en 100.000

Pintores

1.345

178

217

- 39

1 en 250

Escritores

826

108

136

- 28

1 en 130

Políticos

993

173

143

+ 30

1 en 200

Escritores

826

180

138

+ 42

1 en 15.000

Júpiter

Actores Periodistas

Saturno

La Luna

(5)

Subido por Eyeazoth

Atletas

1.485

211

248

- 37

1 en 200

Notas: 1.

Casos estudiados

2.

Frecuencias obtenidas

3.

Frecuencias esperadas

4.

Diferencia entre (2) y (3)

5.

Probabilidad que la frecuencia obtenida se deba al azar

Llegados acá esperamos que ya no le resulte tan extraña aquella nota que, seguramente leyó hace un tiempo en un matutino de esta capital, sobre cómo muchos ejecutivos de Wall Street, tomaban en cuenta la variable astrológica (juntas con otras, desde ya), para sus decisiones financieras. Pero si usted es un escéptico a ultranza tal vez diga: "cómo quieren estos lunáticos que yo considere cierta esa pavada. Buen desastre sería la empresa si me dejase influenciar por tales ideas". Estimado señor: lunático quiere decir dominado por la Luna, considerar es consultar a las estrellas, mientras que desastre se refiere a quedar sin astro, sin guía e influenciar significa estar bajo la tutela de un planeta. En fin, que la astrología goza de buena salud y con pronóstico de larga vida...por lo menos para aquellos que la hemos estudiado. La Astrología entonces, ha recorrido largos y laberínticos caminos a través de los siglos y las culturas, a veces a la luz del sol, otras en las sombras, pero siempre vital en su posibilidad de renovar la propia tradición. Va siendo oportuno preguntarnos pero ¿Qué es la Astrología? Es aquella disciplina que estudia las correspondencias entre los fenómenos celestes (del cielo) y los terrestres (conductas humanas, sociales, meteorológicas, etc.) Remarquemos dos palabras del párrafo anterior: 1.

Disciplina, es decir, un cuerpo de conocimientos teóricos articulado sobre determinadas premisas básicas.

2.

Correspondencias, refiriéndonos simplemente a una conexión que en sucesivas lecciones intentaremos comprender. Adrede obviamos hablar de influencia planetaria, ley de causa y efecto, etc.

Casas En la antigüedad remota, la Astrología se utilizaba con fines metereológicos o para decidir cuestiones políticas. Cuando se calculaba una carta a un ser humano, era al emperador que no era del todo humano, ya que se lo consideraba la encarnación del estado o un avatar divino. Por el siglo V a.C., la Astrología se instala en Grecia. Los griegos ya conformaban una república, una polis donde la cosa pública era determinada por todos lo ciudadanos libres de la ciudad que si bien no eran todos los habitantes del lugar, no dejaban de ser una cantidad importante. Por lo tanto, el asunto de calcular la carta natal para el jefe de gobierno es imposible en tanto no existe una sola cabeza. Y al intentar hacerle la carta a todos los ciudadanos, tropiezan con el problema que más de uno había nacido el mismo día que el otro y a ojos vista eran diferentes. Y aquí aparece un viejo conocido de los estudiantes de geometría: Thales de Mileto, quien se pregunta ¿importarán la hora y la latitud del lugar de nacimiento? La respuesta es afirmativa, surgiendo así el Ascendente, el Medio Cielo y, en poco tiempo más las restantes casas. Desde el punto de vista astronómico, la posición de los planetas en los signos, responde, básicamente, al movimiento de traslación que efectúa la Tierra en el transcurso de un año alrededor del Sol. Enfocado desde nuestro interés astrológico, significa que todas las personas nacidas el mismo día tienen el Sol, Mercurio,

Subido por Eyeazoth Venus y demás planetas prácticamente en el mismo lugar, a excepción de la Luna que por su velocidad de desplazamiento (12º diarios como promedio), puede ubicarse hasta en otro signo). El sistema para determinar las casas, toma en cuenta el movimiento de 24 horas que efectúa la Tierra sobre su eje o movimiento de rotación. De allí surge el horizonte del lugar que prolongado cortará en algún lugar la franja zodiacal, y a este punto de intersección se lo denomina Ascendente, así como el cruce del meridiano del lugar con la Eclíptica recibe el nombre de Medio Cielo. Parafraseando a Ortega y Gasset en aquello de que el hombre es el individuo y sus circunstancias, podría decirse que los planetas en los signos hablan del hombre y las casas de las circunstancias, de los distintos escenarios en los cuales transcurre el devenir de la vida. Un ejemplo aclarará mejor el asunto: Supongamos dos o tres personas que nacen el mismo día con Mercurio en Virgo, todas poseerán una mente analítica, sistemática, discriminativa. Ahora bien, de acuerdo a la hora y al lugar de nacimiento ese mismo Mercurio aparecerá en casas diferentes, de manera que mientras uno utilizará su capacidad intelectual en el trabajo, el otro la usará para observarse a sí mismo y otro para reflexionar cuestiones filosóficas. Es una aptitud afín aunque enfocada sobre áreas diferentes. Las casas acercan el universo al hombre, en tanto subjetivizan las posiciones del cielo. Dicho de otra manera, son el color del cristal con el cual miramos el mundo que nos rodea. Llegados acá digamos que las casas son la zona de interacción entre el sujeto y su entorno. Imaginemos un castillo medieval rodeado por un foso con agua, el castillo posee 12 puentes, uno en mejores condiciones, otro con alguna tabla rota. Por esos puentes ingresa la gente al castillo pero también por ellos se sale a la comarca vecina. En una primera aproximación al significado de las casas, las definiremos por ejes, es decir una y la otra enfrentadas. En sucesivas clases iremos aprendiendo otros esquemas posibles que facilitan diferentes miradas y por lo tanto, diferentes niveles de interpretación.

CASAS I - VII O EJE DE LA IDENTIDAD: Podría denominarse también la polaridad del encuentro: en un extremo se acomoda el sujeto (casa I), en el opuesto complementario, el otro, el objeto (casa VII). La relación planteada en esta coordenada es de paridad, apenas se desliza hacia un vínculo jerárquico, ya no pertenece a la dinámica Ascendente Descendente. Implica un aquí y ahora, en cuanto el presente es el único tiempo posible para el encuentro (ayer era un anhelo y mañana será un recuerdo). La presencia planetaria en esta zona, denota una conducta del "ya", de inmediatez, con cierta dificultad para mirar en perspectiva el pasado y el futuro. Entre el sujeto (casa I) y el otro (casa VII), se establece una relación de complemento en tanto el otro por estar enfrente puede ver lo que el sujeto no ve y viceversa. Pero también puede constituirse una relación de competencia, sea en el sentido de hostilidad o en el de emulación. Grafica tanto la dinámica de este eje la imagen de dos enemigos enfrentados, uno a cada lado de la trinchera en la tensión de saber que el que mata primero gana como dos ajedrecistas, conscientes de que su juego mejora frente a la superioridad del contrincante. En la casa I o Ascendente, se ubica la percepción que el sujeto tiene de sí mismo, independientemente de lo ajustada o no que pueda ser esta imagen subjetiva al yo del individuo. Gobierna el cuerpo físico pero sobre todo la actitud corporal y el temperamento. Es el ser en sí y para sí. La casa VII o Descendente: La identidad no es un proceso unilateral, sólo centrado en la percepción individual. Se constituye también frente a otro que reconoce y refleja, devolviendo una imagen que, unida a la propia, irá modelando un sí mismo. Esta función de espejo la cumple la casa VII. Pero también a aquel que elegimos para constituir una alianza, algo dice de nosotros mismos. Aquí se torna una verdad indiscutida el "Dime con quien andas, y te diré quien eres." Es un sector ligado al otro en general, a los socios o cónyuges en particular, los pactos, las alianzas, los enemigos declarados, los juicios.

CASAS II - VIII O EJE DE LA VALORACION: Cierta Astrología en un reduccionismo torpe, lo limita al dinero y el sexo en una mala copia de las revistas sobre los escándalos del jet set. En verdad es una zona económica, en sentido energético y no meramente financiero del término. En un extremo, casa II, se ubica lo nutriente, lo que consideramos indispensable

Subido por Eyeazoth integrar a nuestra vida; en el opuesto, casa VIII, lo que debe eliminarse, expulsarse, o bien compartirse con los demás. La casa II nos enfrenta con aquello que valoramos de manera personal y subjetiva. Es un área donde se perfilan gustos, preferencias, que en cierta medida trabajan como sostén de la autoafirmación de la casa I. Al ser de la casa I le sigue el tener de la casa II. Es verdad que allí se observa la relación de la persona con el dinero, pero ello no agota el sentido del sector. Se refiere a qué necesitamos poseer para considerarnos personas, que puede ser una familia si aparece el signo de Cáncer, o un buen equipo para escuchar música si está en Piscis. En cuanto a la casa VIII, es parte del proceso de valoración el renunciar a determinadas pertenencias o bien, la posibilidad de compartirlas con los demás. Comienza a percibirse el deseo del otro en posible conflicto con el deseo propio. Tanto desligarse como compartir puede producir crisis, entendida como un desprendimiento necesario para la transformación o para el encuentro íntimo con el afuera. Tradicionalmente se la considera la casa de la muerte (desprendimiento del cuerpo), del sexo (tanto en el sentido de etapas: pubertad, juventud, madurez en la que una "mata" a la anterior; como del acto íntimo compartido con otro), herencias, seguros, jubilaciones (dinero que no se obtiene con el esfuerzo diario y personal como en la casa II, es dinero del "otro").

CASAS III - IX O EJE DE LA COMUNICACIÓN: Acá se despliega la capacidad de conexión, de interrelación con el otro, semejante en casa III y con el Otro, la Filosofía, la Religión, la Ciencia, los valores trascendentes en casa IX. En el primer caso se formulan preguntas que implican respuestas parciales, fragmentadas, pertenecientes al campo de la opinión. En el segundo, se esperan respuestas abarcativas, absolutas, totalizantes, propias del universo de la Verdad. De cualquier manera, el lenguaje se convierte en asunto principal como vehículo indispensable para el conocimiento del mundo cercano, inmediato de casa III o el más lejano de casa IX. La casa III informa sobre el manejo del pensamiento racional, del aprendizaje vincular, en tanto describe la relación con hermanos, primos, compañeros de colegio o trabajo, vecinos. ¿Qué tienen en común todas estas personas? Que nos obligan a aprender a compartir, en tanto no son relaciones elegidas. Pertenecen a este área los medios de comunicación, los medios de transporte, el comercio, los viajes cortos. Resumiendo, es un sector que señala la mayor o menor habilidad para desarrollarnos en un medio cercano, conocido, inmanente. La casa IX está ligada al extranjero, lugar hacia el cual se dirigían en la antigüedad, sólo por dos razones: o para ir a la Universidad o para peregrinar a lugares santos. Por ello se la relaciona con las verdades trascendentes, con los sistemas de valores, las cosmovisiones, las ideologías, con los modelos del mundo, los paradigmas, los grandes esquemas de pensamiento. Descripto así parece un sector que sólo utilizan algunos elegidos, pero sin embargo está presente en cada uno de los momentos de nuestra vida aunque no seamos consciente de ello. Como diría Sartre, estamos condenados a elegir y en el momento en que encontramos un paraguas, por decir una pequeñez, y dudamos entre devolverlo o guardarlo, se pone en juego todo el sistema de valores.

CASAS IV - X O EJE DE PERTENENCIA: Principalmente demuestra cómo se incorpora el individuo a estructuras mayores: la familia (casa IV) y la sociedad (casa X). En el núcleo familiar, el lugar se encuentra pre - establecido por las leyes de parentesco, en tanto que antes de nacer, ya se es el segundo hijo, el cuarto sobrino, etc.. En el mundo, las opciones son variadas pero no infinitas. El barrio en que se vive, el club al cual se concurre, el colegio donde van los hijos actúan como parámetros informativos del sitio que ocupamos. En la familia, la persona semeja una pieza de rompecabezas ya que entra en un lugar que es ese y no puede ser otro; en el mundo, actúa como una pieza de ajedrez: la torre tiene el desplazamiento permitido en línea recta, luego puede transformarse en alfil, entonces se moverá en diagonal. O sea que puede variar la posición en el tablero, pero los movimientos ya están determinados. Son entramados que ofrecen un contexto, una delimitación que coarta pero a la vez contiene. En este eje devenimos sujetos de la cultura, realizando un desplazamiento desde el clan (casa IV) a nuestro rol social (casa X). La casa IV denota el clima familiar, la atmósfera del entorno, las primeras experiencias vivénciales que otorgarán o no seguridad interior como el cimiento a partir del cual se construye el edificio.

Subido por Eyeazoth En tanto que la casa X informa sobre la personalidad, en el sentido etimológico de máscara, de imagen que confeccionamos de acuerdo a cómo queremos ser reconocidos en el mundo. Se relaciona con la profesión en particular y con los logros en general.

CASAS V - XI O EJE DE PODER: Es una zona de poder en el sentido de aptitud, de capacidad generadora que posibilita alguna forma de trascender la propia vida. La casa V presenta una gama amplia de significados: paternidad / maternidad, docencia, creatividad, juegos, amoríos, en fin, actividades todas que habilitan la proyección del yo, la necesidad de dejar una huella en el mundo, de darle continuidad a la existencia intentando perdurar en la memoria de los demás. Las opciones del sector recuerdan que el hombre fue hecho "a imagen y semejanza de Dios", y como El, posee capacidad para crear, para transformar el caos en cosmos, lo indiferenciado en orden. Los roles propios de la V son otras tantas formas de dirigirnos a la divinidad: Padre, Maestro, Creador; para los musulmanes, también Amado. En la casa XI se encuentra el poder dinamizador de la idea, posibilitando que numerosos individuos se aglutinen a su alrededor. Teorías con el peso suficiente como para sobrevivir en el tiempo a aquel o aquellos que las pensaron. Permite tomar conciencia sobre la unión de criterios que fortalece la voluntad colectiva. El proyecto compartido, la solidaridad, la responsabilidad personal frente al grupo, el anhelo de mejorar la realidad - social, barrial, escolar - es lo que diferencia a los movimientos grupales de la horda primitiva. Las ONG son un excelente ejemplo actual del significado de esta casa.

CASAS VI - XII O EJE DE TRABAJO: Son áreas que demandan dominio y trasformación de una realidad, concreta, visible en casa VI, interna en casa XII. En la casa VI, la última del hemisferio personal, el individuo se enfrenta al manejo de su vida cotidiana, al control del mundo inmediato. Se pone a prueba la capacidad de adaptación: sea a su cuerpo (salud) o bien a la naturaleza que lo rodea (trabajo). Pertenecen, entonces, a este sector, además de la salud y el trabajo, los subordinados laborales, los compañeros y colegas de trabajo, los hábitos, las rutinas, las mascotas. En el otro extremo, casa XII, también se requiere mutar una realidad pero interior. Los miedos, las auto limitaciones, los frenos, los sabotajes inconscientes, pueden ser conocidos mediante el trabajo de introspección. Además indica si existe tendencia a cronificar las enfermedades, o por lo menos, a prolongarlas más allá de lo habitual. Algunos autores contemporáneos la relacionan con vivencias prenatales y otros con cargas kármicas. Los autores antiguos hablaban de enemigos ocultos y de situaciones relacionadas con el aislamiento: prisiones, conventos, hospitales.

(Astrología) Recopilación de datos interesantes procedente de distintas fuentes. (Lo mejor sobre astrología)

Como interpretar una carta natal:

Subido por Eyeazoth

Primero comprobar el reparto y los elementos: Positivo. Negativo. Cardinal. Fijo. Mutable. Fuego. Tierra. Aire. Agua. Oriental. Occidental. Sobre Horizonte. Bajo Horizonte. Angular. Sucederte. Cadente. Casas Felices. Casas Infelices. etc. Luego juzgar los planetas. Como juzgar los planetas: 1) Está el planeta en buen o mal estado cósmico. 2) Está el planeta en aspecto con el planeta cuya analogía es igual que la de la casa en la que se halla presente. (Ejemplo: Sol para la Casa X; Venus en VII para el amor etc.) 3) Está el planeta en aspecto con su regente. 4) Está el planeta regente de una casa en aspecto con la cúspide de dicha casa. 5) Comprobar que los aspectos no se formen en signos distintos. 6) Tener en cuenta las conjunciones fuera de orbe, activadas por un aspecto de otro  planeta. 7) Tener en cuenta las conjunciones duales, Venus y Marte será mucho mejor en Libra que en Escorpio y Júpiter conjunción Saturno mejor en Sagitario que en Capricornio. 8) Valorar en los aspectos, que planeta está más dignificado y elevado. El sextil de Marte en casa VIII con la Luna en la VI y el sextil de Saturno en la XII con la Luna en la 1 deberán ser considerados como disonantes e interpretados como si se tratase de cuadraturas. El sextil con el ASC de un planeta en la primera mitad de la Casa X, será estimado más importante que un trígono de un planeta por encima del horizonte y en casa cadente o sucedente. Fortaleza de los Planetas: Sol 18°; Luna 15°; Mercurio 8°; Venus 8°; Marte 12° ; Júpiter 12°; Saturno 12°. Fortaleza en los Signos: Domicilio 5; exaltación 4; triplicidad 3 Fortaleza por Casas: ASC6; casa II 3; casa III 0,30; casa IV 4.30; casa V 2.30; casa VI 1; casa VII 5; casa VIII 3.30; casa IX 2; MC 5.30; casa XI 4; casa XII1.30. Debilidades por signos: Exilio -5; caída -4; peregrino -3 sobre todo en domicilio de un enemigo o maléfico por naturaleza. Así el Sol en Libra tan solo se debilita, pero la Luna en Escorpio se vuelve peor, por el exceso de humedad y la malignidad de su dispositor enemigo. Hay que seguir el mismo razonamiento para los demás. Por fin, un maléfico  peregrino, algunas veces seria -3 grados peor, y algunas veces tan sólo más débil por la naturaleza del signo y de su regente, como ya se ha expuesto. Planetas orientales al Sol con no más de seis signos 2

Subido por Eyeazoth Planetas occidentales al Sol con no más de seis signos -2 Planetas orientales a la Luna hasta seis signos -2 Planetas occidentales a la Luna hasta seis signos 2

a) Conjunciones favorables: 1. Uno de los planetas está en dignidad en el signo respectivo, y el otro, en debilidad, por ejemplo, Júpiter conjunción Mercurio en Piscis. 2. Uno de los planetas está en dignidad, y el otro, peregrino, como por ejemplo, Júpiter conjunción Saturno en Piscis. 3. Ambos planetas están en dignidad, como por ejemplo, Sol conjunción Marte en Aries o Júpiter conjunción Luna en Cáncer; Venus conjunción Saturno en Libra, Marte conjunción Saturno en Capricornio, Venus conjunción Saturno en Libra b) Conjunciones desfavorables: 1. Ambos planetas son peregrinos, como Saturno conjunción Luna en Sagitario 2. Uno de los planetas está en debilidad, y el otro es peregrino, como Sol conjunción Luna en Acuario 3. Ambos planetas están en debilidad, como por ejemplo, Sol conjunción Marte en Libra o Saturno conjunción Marte en Cáncer Fuera de ello, sin embargo, hay que dedicar la atención también a la simpatía natural de los planetas unidos por conjunción. Parece evidente que, por sus buenos aspectos, un planeta benéfico ejercerá con facilidad y en abundancia su efecto benéfico, acarreando suerte y éxito para los significados de aquellas casas en las cuales cae el aspecto. Es igualmente natural que en casas desgraciadas el buen aspecto de un benéfico impedirá o al menos mitigará los males respectivos. Pero por sus malos aspectos también un benéfico provocará dificultades y obstáculos. Si, finalmente, un planeta sufre de mal estado cósmico y de una determinación local desfavorable, se comprende que sólo serán escasos los beneficios debidos a sus aspectos buenos, y, en cambio, abundantes los perjuicios debidos a los malos.

Varios planetas en una casa hay que dar orden de prioridad: 1). Al señor de esta casa. 2). Al que esta exaltado. 3). Al que posee la más grande analogía natural con las significaciones de dicha casa.

Subido por Eyeazoth 4). Al que se halle más próximo a la cúspide de la casa Cuando entre varios planetas en una misma casa, unos son contrarios a los otros, habrá necesidad de ver cuál es el más potente para producir lo que la casa significa.

Conjunciones según Bailey: Favorables: Sol y Luna con Mercurio, Venus, Júpiter Desfavorable: Luna con Marte, Saturno Dual: Sol con Luna, Marte, Saturno, Urano, Neptuno Luna con Urano, Neptuno Mercurio con Marte, Saturno, Urano, Neptuno Venus con Marte, Saturno, Urano, Neptuno Júpiter con Saturno, Urano, Neptuno Saturno con Urano, Neptuno Urano con Neptuno El Señor de una casa astrológica tiene primacía en importancia sobre el planeta allí exaltado. Sin embargo, en el juicio de las cosas significadas por esta casa, no es inútil considerar también el planeta que allí esté exaltado aún cuando él esté ausente. Por su dominación, un planeta significa estabilidad de las cosas o cosas estables; por su exaltación, cambios súbitos y muy notables; por su trigonocracia, combinación y asociaciones. Un planeta directo presagia continuación y progresión de los efectos. Un planeta retrógrado presagia interrupción o incumplimiento. Un planeta estacionario presagia lentitud, pero firmeza y duración. Es malo para una mujer que todos los planetas masculinos estén en signos masculinos,  pues ella será como un hombre. Y del mismo modo, es perjudicial que Venus esté en los domicilios de Saturno y Marte, pues allí nacen unas tendencias nocivas y vergonzosas a la lujuria, a no ser que se corrijan con otros factores, evidentemente, el libre albedrío racional. Si un planeta significador de bien es fuerte y su regente o dispositor débil, los acontecimientos tras un buen comienzo restarán inconclusos o bien no culminarán. Por el contrario, si el significador es débil y su dispositor fuerte los hechos, tras difíciles comienzos, llegarán a feliz término y/o realización. (Sobre todo si él se acerca (aplica) a un aspecto favorable o desfavorable de su señor).

Subido por Eyeazoth Si el significador y su regente son ambos fuertes todo irá bien del comienzo al fin y los efectos serán considerables. Si uno y otro son débiles nada sucederá. El señor del ASC situado en otra casa indica que las inclinaciones y las tendencias intelectuales del sujeto van principalmente hacia las cosas significadas por esta casa. El señor del ASC o del MC en exilio o en caída, constituye una circunstancia  particularmente nefasta. Cuando un planeta gobierna varias casas sin ocupar ninguna corporalmente, el presagia la combinación de las diferentes significaciones asociadas a estas casas. Sin embargo, son las significaciones de la casa con las que tiene el planeta mayor analogía las que  predominan. De dos o varios señores de una casa astrológica es necesario preferir aquél que gobierna la cúspide de la casa considerada. Eso sobre todo si él posee una analogía natural con las significaciones de esta casa y si el está potente por su estado celeste. Sin embargo los otros señores no deben ser descuidados tampoco y si uno de los dos está más potente que el primero por el hecho de sus analogías naturales y su estado celeste y terrestre, él pasa a tener importancia mayor que el primero. Entre varios planetas que ocupan una misma casa unos concuerdan por su analogía con las significaciones asignadas a esta casa, en tanto que otros son contrarios, es necesario ver cuales son los más potentes. Si son los primeros, las cosas significadas se realizarán, si son los últimos, su realización será trabada o impedida. Si hay uno benéfico y otro maléfico, es necesario examinar con cuidado cual de los dos es más potente y juzgar según la resultante de este antagonismo. Si en casa feliz, un planeta benéfico es seguido por otro benéfico esta circunstancia  presagia que el bien producido en las casas significadas por la casa será estable. Si él es seguido de un Maléfico, el bien adquirido se perderá. Cuando varios planetas se encuentran conjuntamente en una misma casa y su señor (dispositor) está situado en otra, son las cosas significadas por esta otra las que formarán el punto de partida de lo que el grupo de planetas producirá de bueno o de malo. Cuando el señor de una casa cualquiera está situado en VIII. indica por este hecho que la muerte del sujeto será causada directamente por los seres o por las cosas significadas por la casa donde él domina. El señor de la casa VIII situado en otra casa cualquiera indica que la muerte del sujeto tendrá lugar a causa de los seres o de las cosas significadas por esta otra casa Si entre varios planetas en una casa se encuentra uno que posee analogía con las cosas significadas por esta casa o es señor de los otros planetas, o si uno de ellos posee y otro es el señor, esos planetas deben ser tomados en consideración antes que los otros en calidad, de más eficacia para realizar o no las significaciones suministradas por la casa. Es necesario considerar también el planeta que está más próximo a la cúspide de la casa,  pues éste es muy potente desde el punto de vista de las significaciones de la casa considerada a causa de la fuerza inherente a la cúspide de la casa.

Subido por Eyeazoth

Los Aspectos: Así se denominan las líneas que unen a los planetas entre sí cuando se encuentran separados por determinada cantidad de grados. La denominación de aspectos proviene del latín "aspectare" que significa mirarse recíprocamente. Y dos que se miran pueden hacerlo con cariño o con enojo. En el primer caso, el aspecto se denomina armónico, blando o distendido; en el segundo, se llama inarmónico, duro o tenso. Hay un tercer grupo, al cual denomino variables en tanto no  pueden ser definidos siempre y categóricamente como armónicos (como es el caso de la conjunción) ni inarmónicos (como la sexquicuadratura y el quicuncio).

Aspectos armónicos

Aspectos inarmónicos

Aspectos variables

30º semisextil

45º semicuadratura

0º conjunción

60º sextil

90º cuadratura

135º sexquicuadratura

120º trígono

180º oposición

150º quincuncio

Pero pocas veces vamos a encontrar los planetas separados por el ángulo exacto que conforma el aspecto, de manera que se le otorga un margen denominado orbe. Cuando el aspecto es exacto - también llamado partil - funciona de manera más intensa que cuando el orbe comienza a ampliarse. No existe un consenso total entre los astrólogos en cuanto al orbe que debe permitirse, pero en general se coincide con estos valores:

Semisextil - semicuadratura: 1º Sexquicuadratura - quincuncio: 3º Sextil: 5º Conjunción - Cuadratura - Trígono - Oposición: 7º En la antigüedad se consideraba y creo conveniente no olvidarlo, que un planeta se evalúa  primero por signo, después por casa y finalmente por aspecto. Esto significa que un trígono entre Marte en Libra (exilio) y Júpiter en Géminis (exilio) es una dulce conversación entre dos personas que no tiene nada demasiado importante que decir, aunque lo enuncien lindo. Ahora, una cuadratura entre Marte en Aries (domicilio) y Júpiter en Cáncer (exaltación) tiene la vehemencia de la discusión que se entabla entre dos individuos sólidos y conocedores de sus argumentos respectivos. Un ejemplo servirá para comprender mejor la importancia de los signos donde se ubican los planetas, a la vez que ayudará a ver una faceta de la variabilidad de la conjunción.

Subido por Eyeazoth Imaginemos a Marte en conjunción con Saturno. El planeta de la acción intentando expresarse simultáneamente con responsabilidad y mesura, puede pensarse como un Marte frenada o "enfriado" por Saturno. Ahora, si ambos planetas se ubican en Capricornio, signo del domicilio de Saturno y de la exaltación de Marte, es posible que encontremos un sujeto que avanza sin prisa pero sin pausa hacia la meta prefijada, con una clara conciencia de su fuerza (Marte) pero también de su límite (Saturno). Acción  planeada y ejecutada de manera sistemática, organizada, realista. Pasemos esta misma conjunción al signo de Cáncer donde uno tiene su exilio y el otro su caída y nos enfrentaremos con una persona angustiada, indecisa, que le cuesta mucho salir a conquistar lo que se propone. Como se puede observar, hablamos del mismo aspecto entre los mismos planetas, pero el  panorama es bien distinto. En aras de seguir comprendiendo la dinámica de los aspectos, no es deseable una carta que sólo presente aspectos armónicos, en tanto que deja al individuo sin registro interno del conflicto y aunque suene grato, le niega herramientas para enfrentar la vida. Es común entre los autores contemporáneos, en especial los de la corriente anglo - sajona, hacer un  panegírico de los aspectos tensos, en tanto constituyen estímulos para el crecimiento interior, según dicen. Creo que ni tanto ni tampoco. Ni es necesario escribir una elegía al trígono ni una oda a la cuadratura; es la síntesis entre los aspectos armónicos y los que no lo son los que  permitirán a la persona tensarse para enfrentar la vida y relajarse para disfrutarla. Existe una tendencia marcada a creer que el aspecto negativo es lo contrario del positivo; cuando en verdad el aspecto tenso exagera o caricaturiza lo que otorga el contacto relajado. Por ejemplo: Marte trígono Sol habla de una persona activa, enérgica, decidida, individualista, que sale a buscar su propio camino. La cuadratura no describe a alguien tímido y pusilánime, muy por el contrario, al exagerar lo que otorga el trígono, muestra a un ser excesivamente pendiente de sí, que se hace notar por su mal genio, desconsiderado y un tanto prepotente. Aunque en un principio, para marcar los aspectos, todos fuimos contando los aspectos de 30 en 30, cuando trace unos cuantos, empezará a notar algunas constantes: Los sextiles se forman entre signos de igual polaridad: (fuego - aire; tierra - agua) Los trígonos entre signos de igual elemento: (fuego - fuego; tierra - tierra; etc.) Las cuadraturas unen planetas presentes en signos de igual modalidad (cardinal - cardinal; fijo - fijo; mutable - mutable) Las oposiciones relacionan planetas en signos de igual polaridad e igual modalidad (Aries - Libra; Tauro - Escorpio, etc.) CONJUNCION:  Indica acción, proyección, expresión directa de los impulsos. Revela actitudes obstinadas, unilaterales. Cuando la conforman planetas que integran con facilidad sus energías, surge un ser que se hace a sí mismo, con despliegue de seguridad  personal, fuerza de carácter, voluntad, iniciativa y auto confianza. Quienes carecen de conjunciones presentan mayor dependencia de las condiciones ambientales. Deben concentrarse más en sus metas impidiendo que los demás influyan en sus decisiones, pues corren el riesgo de quedar vacilando entre varias opiniones.

Subido por Eyeazoth SEMISEXTIL:  De naturaleza receptiva e internalizadora, intenta conservar, preservar, estabilizar. Describe habilidades en estado latente que aún no poseen la fuerza suficiente  para expresarse. Su excesiva presencia en una carta, puede generar sensación de impotencia, en tanto el individuo percibe capacidades pero carece de los medios para implementarlas. SEMICUADRATURA:  Otorga características de decisión, resistencia al cambio, inflexibilidad en los planteos, deseos de realizar cosas por sí y para sí mismos. Genera actitudes voluntariosas, rutinarias, reacias a adaptarse a las circunstancias cambiantes. Brinda vigor, esfuerzo constante, propósito, persistencia, acompañados de tensión e irritabilidad. SEXTIL: Enfatiza el factor mental y de relación, otorgando un matiz del elemento aire al tema natal. Aparece en forma abundante en aquellas personas ávidas por aprender, por explorar, por extraer datos del mundo que la rodea. Incita al intercambio, a escuchar con atención y a expresarse adecuadamente. CUADRATURA:  Es un aspecto dinámico que provee del impulso para iniciar los cambios. Los planetas involucrados trabajan desde una actitud defensiva, reacia a sintetizar sus respectivas energías, produciendo inhibición o sobre estimulación de las fuerzas en juego. Siguen el camino de la mayor resistencia, generando en el individuo una marcada tensión interior. Es conveniente buscar actividades que canalicen el exceso de  presión que de otra manera, tenderá a expresarse a través de estallidos de ira y violencia. Quien carece de ellas en su carta natal, parece faltarle espíritu de lucha y capacidad para manejarse en situaciones conflictivas. TRIGONO:  Ofrece relajación, paz, recepción armoniosa y respuestas adecuadas, operando sin molestias ni fricciones. El individuo tiende a dejarse estar, en tanto los  planetas involucrados no presentan confrontaciones. Enfatiza una expresión creativa, cálida positiva, cimentada sobre una marcado sentimiento de autocomplacencia, confianza y bienestar general. Cuando abundan en una carta, la certeza de que la vida fluye y los logros acaecen por "gracia divina", lleva a una actitud cercana a la abulia. La ausencia de trígonos hace vivir con convencimiento la idea que el mundo es un valle de lágrimas. SEXQUICUADRATURA: Presenta una notable falta de serenidad, siendo necesario trabajar sobre el equilibrio emocional porque reacciona de manera abrupta, desconsiderada. Existe un comportamiento temperamental que lleva a trastornos repentinos o rupturas inesperadas que producen sorpresa por ilógicas e imprevisibles. Responde frente a los acontecimientos cotidianos de manera algo desproporcionada. La  poca habilidad para manejar situaciones produce resentimiento y enojo, en tanto el sujeto se siente desorganizado frente a situaciones que siente que se le van de las manos. Es un aspecto que solicita calma, paciencia y objetividad. QUINCUNCIO:  Requiere que las energías se usen con prudencia y método para aprender a ser más discriminativos y eficientes en aquellas áreas donde se ubican los  planetas que conforman el aspecto. Representa una leve tensión que funciona como un  punto de fuga de fuerzas en tanto no se delimita con claridad el asunto a encarar. OPOSICION:  En general tiende a polarizarse sobre un extremo a expensas del otro,  produciendo falta de estabilidad y equilibrio, con rasgos de indecisión. Es frecuente que el planeta menos valorado sea proyectado para que los demás lo actúen, con la

Subido por Eyeazoth consiguiente dificultad en las relaciones. Su presencia excesiva, describe a un ser influenciable, dubitativo, demasiado atento al afuera y carente de firmeza interior. A quien carece de oposiciones le cuesta ponerse en la situación del otro, aceptar puntos de vista enfrentados a los propios y efectuar síntesis objetivas. En algunas cartas, los aspectos se relacionan entre sí conformando figuras geométricas, a las cuales denominamos configuraciones. Sólo enumeraremos las más frecuentes sin  profundizar su interpretación pues la misma sobrepasa los objetivos del presente curso. STELLIUM: Es una conjunción múltiple, formada por 3 o más planetas. T CUADRADA: Forma la figura de un triángulo rectángulo donde un planeta recibe cuadraturas de otros dos que están opuestos entre sí. YOD: Semeja un triángulo isósceles con un planeta que recibe quincuncios de otros dos que están en sextil entre sí. GRAN TRINO: Son tres planetas conectados por trígonos. GRAN TRINO MENOR: Dos planetas conforman un trígono entre ellos y a su vez ambos conectan por sextil a un tercero. BARRILETE: Su base es un gran trino pero dos de los tres planetas hacen a su vez sextil a un cuarto planeta que está en oposición con el tercer planeta de la figura base. GRAN CUADRADO: Involucra cuatro planetas que realizan cuadraturas entre ellos. Signos Subyacentes e Interpretación Para ello, se profundizarán en diferentes temas: planetas, casas, etc. para que cada cual cuente con las herramientas necesarias que utilizará de acuerdo a su estilo personal y criterio. La intención es no caer en fórmulas rígidas y estereotipadas al estilo de "En una carta se analiza primero el Sol, luego la Luna etc. etc." que al principio ofrece la seguridad de una guía, pero que se convierte rapidamente en una trampa. Imagine si le hubiesen enseñado que una conversación siempre se inicia de determinada manera y debe pasar obligatoriamente por los mismos temas ¡que parecido a una charla entre robots sería cualquier acercamiento humano!. Y aunque el ejemplo suene exagerado no lo es tanto, si pensamos que parte de la tarea del astrólogo consiste en entablar un diálogo con el mapa natal primero y con el consultante después. Hechas las aclaraciones necesarias, vayamos a nuestro asunto: Cuando necesitemos apoyarnos en un ejemplo práctico, utilizaremos la carta calculada para el 30 de mayo de 1952, a las 3 hs. 20 m. (+3) en Buenos Aires, que figura en las clases 36 y 37. En un primer recorrido, se describieron uno a uno los planetas. Pero los planetas, como los jugadores de futbol en una cancha, no sólo arman un equipo, sino que algunos juegan más conectados con unos que con otros por la función que cumplen en el campo de juego. De manera que de varias combinaciones posibles, esta vez los veremos por pares. SOL - LUNA: Al Sol se lo asocia con la voluntad, voluntad que necesita ser nutrida, cuidada, acompañada emocionalmente para llevar a cabo su propósito, tarea de la cual se encarga la Luna. Todos hemos vivido en un momento u otro de nuestra vida, cómo una meta importante para nuestro desarrollo personal (Sol) va perdiendo vitalidad, porque no tenemos "ganas" (Luna) de ponernos en marcha. Un ejemplo aclarará la dialéctica soli - lunar. Si tomamos la carta guía vemos que el Sol está en Gémimis, marcando un proyecto personal asociado a la comunicación, el intercambio, la información, las preguntas, la necesidad de conocer; proyecto que necesita una forma de ser ágil, versátil, adapatable, movediza. ¿Qué alimento necesita este Sol? Sin duda, comida rápida (que no es fast food), "picadita" le decimos en Buenos Aires porque uno "pica" un poco de muchas cosas, similar a las tapas españolas. Siguiendo con la metáfora culinaria, esa Luna en Leo (fuego y fija), le sirve un jabalí en el desayuno (la caza mayor era un alimento propio de la nobleza) y tan condimentado por la conjunción con Plutón, que puede llegar a ser mortal. Con lo

Subido por Eyeazoth cual el pobre Sol debe quedarse todo el día haciendo la digestión de comida tan pesada y no puede salir a averiguar las cosas que desea. Dicho formalmente, existe un mundo emocional demasiado intenso, profundo, dramático, donde el orgullo es probable que esconda dolor y soledad que poco favor le hace a un Sol que transita la vida, o por lo menos lo intenta, de manera más alivianada. De manera tal que es de preveer que periódicamente esta mujer, se involucra en situaciones personales tan tumultuosas que pierde de vista su "sí mismo". Si a ese Sol geminiano, lo pensamos acompañado por una Luna de Libra, facilitándole los contactos sociales; o de Sagitario, ampliando su sed de conocimiento o de Capricornio acentuando su atención sobre la realidad, es probable que lograra cumplir su propósito con menos tropiezos. MARTE - VENUS: Si Venus elige aquello que considera bueno para sí, será Marte quien accionará para conseguirlo. Si el pedido de Venus es excesivo para la fuerza de Marte (Venus en Sagitario, y Marte en Cáncer, por ejemplo: ella quiere dar la vuelta al mundo en globo y el es un guerrero pero sólo en el living de su casa), la consecuencia será un estado de insatisfacción notable. Si por el contrario, es Marte el poderoso y Venus peca por humilde, quedará Marte en situación de ponerse al servicio de algún otro deseo, además del propio. Es en parte lo que sucede en la carta guía: Venus en Géminis quiere esto, pero también podría ser aquello, y ¿por qué no lo otro? Mientras posee una energía poderosa que tiende con tesón y continuidad hacia una meta (Marte en Escorpio) y que sin duda preferiría desafíos más fuertes, intensos y riesgosos que las propuestas de esa posición de Venus. De estos dos planetas depende algo que si no es la felicidad, se le parece. La armonía entre los deseos y la capacidad de realizarlos, sea en el plano más rampante de lo material o en el más sutil de lo espiritual, garantizan poder vivir sin anhelar lo imposible y sin desaprovechar las capacidades propias. MERCURIO - JUPITER: Mercurio se relaciona con el proceso de entender, tarea meramente intelectual, mientras Júpiter se involucra en el comprender que es algo más que un proceso sólo intelectual. Una cosa es saber cómo se llamaba el general que sitió Stalingrado, cómo se organizaron sus habitantes para defenderse, qué capacidad de fuego tenían ambos bandos, y en fin, una cantidad de datos que a lo sumo pueden hacer ganar un concurso de preguntas y respuestas y otra muy distinta es saber que significado tuvo ese sitio desde el punto de vista geopolítico. Conocer los datos y la información es una tarea mercurial, ubicar los datos en un contexto para percibir su significación, es tarea jupiteriana. Poseer datos sin mirada de conjunto, nos convierte en "loros eruditos", sacar conclusiones sin la cantidad suficiente de datos, en unos pedantes que construimos un edificio teórico con menos ladrillos de los necesarios para levantar una pared. En la carta de ejemplo, ambos se encuentran en Tauro, con un ritmo y un estilo similares para adquirir información y elaborarla. SATURNO - URANO: Estabilidad y cambio es el juego que nos proponen ambos planetas. Vivir en estado de revolución perpetua, sin tener puntos de referencia fijos es más de lo que resiste el aparato psíquico, pero eternizarse en una quietud reacia a cualquier propuesta nueva es similar a estar muerto aunque la persona camine y respire. Hoy, desde el punto de vista de la ciencia, la física cuántica actúa el papel de Urano en tanto es una teoría novedosa que plantea una mirada nueva sobre la realidad. Pero no significa que toda la física newtoniana (la del viejo Saturno) haya quedado en desuso, ya que, en el planeta tierra, las manzanas caen aún hacia el suelo y qué difícil sería vivir si cada vez que tomamos una manzana no supíeramos hacia dónde se dispara. En la carta de estudio, aparece una tensión entre estabilidad y cambio (Saturno en Libra cuadratura con Urano en Cáncer). Mientras parece lograrse seguridad y equilibrio intelectuales (Saturno en Aire) irrumpe una inseguridad emocional que desde las bases mismas parece amenazar todo el esquema personal (Urano en Cáncer y a 1º del inicio de la casa IV). Por un camino absolutamente distinto, se vuelve a encontrar un conflicto de cierta semejanza con el que plantea el Sol en Géminis y la Luna - Plutón en Leo y en menor medida, el de Venus Géminis, Marte Escorpio. Desde el punto de vista interpretativo, estos acordes similares nos van transmitiendo la melodía de fondo, si pensamos la carta natal como la partitura donde está escrita la música que bailamos. Volviendo a la carta de estudio, parecería que esta señora escucha a Vivaldi sonando en su cabeza y Wagner en su corazón. NEPTUNO - PLUTON: Disolución - concentración. Ambos rigen signos de Agua, por lo tanto conectan con el mundo emocional en un movimiento similar al de sístole y diástole. Mientras Neptuno nos da conciencia que

Subido por Eyeazoth nuestra voluntad es relativa, en tanto somos una herramienta, un instrumento en manos de Algo Superior, Plutón nos incita a la mayor acumulación de poder personal. En nuestra carta guía, Neptuno se encuentra en casa VII, en el signo de Libra, mientras Plutón se ubica en casa V, en conjunción con la Luna (dada la lentitud de estos planetas, le prestamos mayor atención por casa que por signo donde se ubican durante años). Se podría inferir entonces, que tiende a diluirse en la relación con el otro (casa VII) y a concentrar poder frente a sus hijos (la conjunción con la Luna, hace preferir el significado de maternidad sobre otros que también pertenecen a la casa V). Ahora nos abocaremos a interpretar, de manera suscinta, cómo funciona un planeta que se encuentra en el movimiento aparente de retrogradación. Ya fue dicho en alguna clase anterior, que es un movimiento que deriva de la diferencia de velocidades con que se trasladan los planetas en su órbita alrededor del Sol, de manera que cuanto más lento, con más frecuencia se encontrará retrógrado. Entre los astrólogos existe la opinión compartida que los planetas retrógrados privilegian el mundo interno sobre el externo. Que sea compartida no significa que sea absoluta, ya que los kármicos mencionarán energías mal utilizadas en otras vidas y otros hablarán de energías negadas o que comienzan a actuar tardiamente en la vida del sujeto. ¿Qué significa que el planeta retrógrado internaliza? Una forma sencilla de pensarlo es volviendo a las regencias planetarias. Así tenemos que: PLANETA DOMICILIO ACTIVO DOMICILIO PASIVO Mercurio Géminis Virgo Venus Libra Tauro Marte Aries Escorpio Júpiter Sagitario Piscis Saturno Acuario Capricornio De manera tal, que Mercurio retrógrado es más reflexivo que comunicativo, y esto le otorgaría un matiz similar a su domicilio pasivo, Virgo, más allá del signo que ocupe en la carta que se evalúa. Venus retrógrada funciona más atenta a su armonía interna que a sintonizar con el otro, de forma que asemeja su funcionamiento más al de Venus en Tauro que en Libra. Marte retrógrado sabe que la auténtica pelea y el verdadero triunfo no está en el afuera (Aries), sino en vencerse a si mismo, al tumultuoso mundo emocional (Escorpio). De la misma manera, Júpiter retrógrado se tiñe de un matiz pisciano, sensible, místico, compasivo más que sagitariano confiado y optimista. Por último, Saturno retrógrado internaliza un super yo estricto, más cercano a Capricornio que a Acuario. En relación a los tres transaturninos, no sólo es más frecuente, por razones astronómicas que estén retrógrados, sino que podría pensarse que dada su ingerencia en abrir posibilidades a caminos trascendentes, el tema de internalizar la energía no se lleva mal con la función que cumplen.

View more...

Comments

Copyright © 2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF